La Foodieteca: templo gastronómico en el barrio gótico de Barcelona

0

Mario Cañizal

Se echaba en falta en una Barcelona ya consagrada, en materia de turismo gastronómico y capital internacional de los foodies, lleguen en bus o en crucero, en vuelo low cost o en el más moderno jet procedente de Medio Oriente, por carretera o tren. Un espacio colaborativo donde la creación y la libertad llega a la gastronomía, de modo que comida y fogones se suman al interiorismo y la decoración para maximizar experiencias en un entorno singular.

Sí. Porque la Foodieteca está enclavada al pie de aquellas murallas que tanto tardaron en derribarse para que, además de que Barcelona creciera, se pudiera gozar de las ruinas romanas que datan del siglo IV a.c. mientras que el Plan Cerdá decidía abrir la Via Layetana hacia la Diagonal, permitiendo a los arquitectos inspirados en la Escuela de Chicago, construir edificios más propios de la ciudad de Clark Kent ,Louise Lane o Rex Luthor que de una villa mediterránea y que ha permitido a los creadores de este espacio de ocio culinario y gastronomía, María Labat y Jordi Vidal, ofrecer a los visitantes del Barrio Gótico y de la Ciutat Vella un inolvidable lugar.

Singular porque combina su oferta de talleres de cocina y catas, con actividades   tan variopintas como los team buildings ( el mercado de Santa Caterina está a unos 50m) y los cooking parties, sin menoscabo de que la agenda de reservas permita registrar desde fiestas privadas-sean almuerzos o cenas- a presentaciones y demos para profesionales.

No en vano, disponer en una sola estancia de una mesa comunal que puede servir para reuniones de trabajo o albergar comensales, si éstos no se sientan en los taburetes que rodean la cocina o en los mullidos sofás con vistas a la Via Layetana, con la estatua de Ramon Berenguer , vigilando las ruinas desde la plaza que lleva su nombre , y más al fondo, los muelles de los puertos deportivos de la ciudad, antesala de la Barceloneta.

Foodietetica2

A la Foodieteca puedes llegar con tu chef de la mano o elegir entre un nutrido plantel aquel jefe de cocina que desees y que te llevará hacia la culinaria asiática, latina, mediterránea y dentro de ella catalana, bajo unos principios de sostenibilidad, donde los productos de proximidad, estacionales ,orgánicos o ecológicos, estarán presentes , en todo momento.

Pero para llegar a dicho lugar , sea por la Via Layetana o por la calle Tapinería, no se admite llamar a la puerta sin haber reservado previamente por internet, bien sea el espacio para uso particular, como comensal, bien para ser alumno de uno de los talleres y seminarios pedagógicos o participante de uno de las demos profesionales que usen las instalaciones.

Una agenda electrónica que ya empieza a echar humo, por su ritmo de acceso a la web de foodies y no foodies, que quieren ser usuario preferente en los servicios que allí se ofrecen, biblioteca gastronómica incluída, donde se puede encontrar desde el famoso Llibre del sent soví hasta el firmado por Joan Roca sobre cocina al vacío.

No se lo pierdan. Comiencen por visitar www.foodieteca.com

Foodietetica3

Share.

Leave A Reply