J. Antoni Valls y los 40 años de Alimentaria

0

Por Berta del Barrio

Hablamos con J. Antoni Valls, Director General de Alimentaria Exhibitions, feria que celebrará esta 21ª edición su 40º aniversario. J. Antoni Valls lleva casi 20 años al cargo de Alimentaria, desde que en 1998 asumió la codirección de la misma con Emilio Lapuerta. Actualmente Alimentaria se ha consolidado como referente en el panorama nacional e internacional en el sector de la industria alimentaria.

¿Nos podrías resumir las diferentes etapas por las que ha pasado la feria en estos 40 años?
“En 1973 Alimentaría se creó como parte de una feria de muestra global, sin ser una feria sectorial. Sin embargo, al apuntar la industria alimentaria a ser uno de los motores de crecimiento económico nacional, en 1976 se organiza la primera Alimentaria con entidad propia. Fue organizada por Prosema, de la mano de Miguel Escobar, y se creó como una feria muy transversalizada, ya que convocó a la industria alimentaria, ingredientes y aditivos, maquinaria y procesos”.

A partir de este momento, podemos destacar cuatro etapas clave:
“Debido al crecimiento del sector agroalimentario, se va produciendo una sobre- ocupación del recinto ferial, por lo que en 1982, se desdobla la feria en Alimentaria y Tecnoalimentaria”.

“Siendo Alimentaria una feria de alimentación procesada y envasada, más distribución organizada, en 1986 comienza la “salonización” de la feria. De hecho, el eslogan de Alimentaria era “El salón de salones”. Se organizó por criterios de ordenación de canales de compra y atendiendo al tamaño y volumen de los sectores específicos que se atendían: vinos, carnes, aceites, frescos, etc. En 1988 Alimentaria ya se considera una feria de referencia nacional”

Esta posición de liderazgo de Alimentaria como feria se mantiene hasta nuestros días.

“Efectivamente, cuando eres el líder y abarcas tantos sectores, siempre cabe la posibilidad de no abarcar a la perfección a todos, y cualquier momento puede ser aprovechado por otros más pequeños”.

“Desde la fortaleza que da el liderazgo nacional, Alimentaria se empieza a plantear su salida al exterior, comenzando en 1992 de forma paulatina el proceso de internacionalización, inicialmente con el foco en los mercados europeos. A partir de este momento podemos empezar a hablar de Alimentaria como una feria internacional. Avanzando en el proceso de internacionalización, es en 1996, bajo el liderazgo de Jaume Tomás, cuando Alimentaria redobla los esfuerzos de la apuesta internacional con músculo financiero propio, llegando a contar en la actualidad con 45 agentes internacionales. Durante estos años se han pilotado diferentes proyectos internacionales, teniendo como foco diferentes países y zonas geo- económicas, con el apoyo del Magrama y del ICEX”.

“En 2004 Alimentaria comienza a sumar otro eje importante para la feria: la alimentación fuera del hogar. Alimentaria considera la restauración como una canal importante, pasando entonces Caterama a llamarse Restaurama, con 7.000 metros cuadrados de exposición. Se convierte así en el cuarto sector de la feria, por detrás de Intervin, Intercarn y Multiproducto”.

Desde este acertado cambio estratégico habéis evolucionado hoy día, incluyendo la alta gastronomía.
“En Alimentaria innovamos no sólo en los contenidos, sino también en el formato. Tenemos un modelo de feria versátil, y contamos con un equipo que sabe hacer realidad las ideas”.

Share.

Leave A Reply