Hábitos alimentarios: ¿Qué fue de nuestra dieta mediterránea?

0

En el marco del 2º Symposium Growing_Young, “Food Science for new consumers challenges”, organizado por Azti Tecnalia en Bilbao, el Dr. Gregorio Varela, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo, nos habló sobre las fortalezas y debilidades de la alimentación que llevamos en la actualidad.

Las personas por lo general, creemos que estamos más sanos de lo que lo estamos realmente. Sin embargo, la realidad nos dice que uno de cada seis adultos mayor de quince años tiene algún problema de salud crónico, bien sea problemas de dolor, patologías cardiovasculares, etc. Tenemos por lo tanto el reto de convencer a la población de que vamos a llegar a cumplir muchos años, pero no van a ser años ganados con salud.

En Europa más del 40% de la población padece sobrepeso y un 20% es obesa. Esto también plantea un reto tanto para la salud pública como para la industria alimentaria, que ya trabaja en el desarrollo de alimentos con efecto saciante.

En los años 60, cumplíamos en España las recomendaciones de la dieta mediterránea, el patrón saludable más evidenciado científicamente. Hoy día, en general ingerimos más proteínas y grasas de las recomendadas, también saturadas, tenemos exceso de sodio y colesterol dietético; y consumimos poca fibra, carbohidratos complejos, vitamina D, hierro (en el caso de mujeres).

Nos hemos alejado de nuestra dieta saludable. Mientras tanto, países que en los años 60 estaban en la situación contraria, como los países nórdicos y algunos de los no mediterráneos, han ido adoptando nuestros antes hábitos saludables. En los países nórdicos, por ejemplo, se ha venido subvencionando el consumo de fruta, introdujeron el pan y adoptaron un estilo de vida más activo.

“Nunca hubo tanto donde elegir y tan poco tiempo y capacidad para hacerlo”, comenta el Dr. Varela. La dieta tiene que ser variada, pero la realidad es que llevamos una dieta mucho menos variada que antes, y esto no se corresponde con la gran variedad de alimentos que tenemos a nuestro alcance.

En la actualidad, los factores principales que valoramos a la hora de elegir los alimentos:

  • Relación tamaño precio
  • Facilidad de preparación
  • Duración del alimento
  • Herencia (son los alimentos que hemos conocido de toda la vida)
  • Placer
  • Mantener la salud
  • Nuestras elecciones explican por tanto nuestra situación nutricional. Es responsabilidad de los consumidores dedicar más tiempo a elegir los productos que van a consumir.

    dieta mediterránea

    “Heredando lo mejor hemos decidido empeorar rápidamente”, explica el Dr. Varela. Tenemos que recuperar la pirámide nutricional de la dieta mediterránea, recuperando alimentos “olvidados” como las legumbres, el pan y los cereales.

    Es importante recordar que, en la base de la pirámide de la dieta mediterránea no importa sólo que se come, sino cómo se come: aparece el estilo de vida activo, el compartir los alimentos, las habilidades culinarias, el conocimiento de los alimentos.

    La educación en el ámbito nutricional, dentro del currículo escolar, es un paso fundamental: alimentación, nutrición, gastronomía y talleres de educación del gusto. Por último, nos indica el Dr. Varela, es también es importante en el ámbito laboral, que las empresa ofrezca oferta saludable.

    Share.

    Leave A Reply