Andrea D’Agostino, Director de I+D de GBFoods

0

Por Berta del Barrio

Entrevistamos a Andrea D’Agostino, Director de I+D de GBFoods, grupo al que desde marzo de 2015 pertenece la anteriormente denominada Gallina Blanca Star.

¿Qué importancia tiene la actividad de Foodservice sobre la actividad total en España?
Gallina Blanca es especialmente conocida por sus productos de gran consumo ya que cuenta con una historia de más de 77 años y está en el 70% de los hogares españoles. Sin embargo, también es muy importante la actividad de Gallina Blanca en el sector de Hostelería (HORECA), esta división se creó en 1964 en respuesta a la elevada demanda de Avecrem que había en el sector hotelero. Más de medio siglo después, la compañía ocupa un lugar destacado en miles de establecimientos de restauración de nuestro país con alimentos y ayudas culinarias específicas para la restauración. Se trata de productos muy prácticos, adaptados a las necesidades de los restauradores, que suponen toda una revolución en la restauración profesional.
Los productos Foodservice de Gallina Blanca, que van desde saborizantes, a caldos, pasta, postres…, no sólo están presentes en restaurantes y hoteles, sino también en escuelas, centros residenciales y hospitales.

¿La oferta multimarca de Gallina Blanca viene marcada por participaciones societarias o hay también acuerdos con terceros? Si hay acuerdos con terceros

¿El fin es aprovechar la distribución de cada empresa para obtener mayor capilaridad?
La oferta multimarca en el canal Horeca se basa en acuerdos con otras compañías líderes. Unas de las razones de estos acuerdos con terceros es la optimización de los aspectos logísticos y de distribución, pero también lo es desarrollar conjuntamente nuevos mercados o nuevos productos para ayudar a los distribuidores en su día a día, aportándoles una amplia gama de soluciones culinarias que la restauración y hostelería requiere en la gestión diaria de su negocio.

¿Qué tendencias y nuevos hábitos de consumo ha detectado GBfoods, grupo al que pertenece Gallina Blanca, para los próximos años en consumidor final y en Horeca?
Una tendencia clara es que el consumidor se preocupa cada día más por su salud a través de la alimentación. Por ello, y con el objetivo de mejorar su calidad de vida, GBfoods ha estado trabajando a lo largo de los últimos años en la mejora de los perfiles nutricionales de sus productos. En 2007 creamos la Plataforma de Nutrición y Salud acorde con su compromiso con la salud de los consumidores y puso en marcha un plan de mejora del perfil nutricional de todos sus productos, que ha supuesto la reducción de 1.296 toneladas de sal de todos los productos del Grupo y la mejora de su perfil lipídico: la eliminación de la grasa hidrogenada de todos los productos y la incorporación de 707 toneladas de aceite de oliva virgen extra en los productos.

 

BODEGONGALLINABLANCA

Uno de los problemas que tiene para la hostelería el cumplimiento del reglamento sobre información al consumidor de los elementos nutricionales y alérgenos de los productos que los restaurantes ofrecen, es el etiquetado de los productos con que elaboran sus menús, que no les proporciona en ocasiones la información completa. ¿Qué mejoras en el etiquetado de productos se plantea GBfoods para el canal Horeca?
GBfoods, mucho antes de la implementación del Reglamento EU1169/2011, ya etiquetaba sus productos con las indicaciones de los principales alérgenos así como de la potencial presencia debida al riesgo de contaminación cruzada. Además hemos puesto en marcha un esfuerzo enorme para eliminar los alérgenos y, un reto más complicado pero imprescindible, las contaminaciones que puedan ocurrir en la cadena de suministro, tomando decisiones firmes como trabajar sólo con proveedores que nos garanticen la aplicación de esta política de calidad.

¿Cómo se organiza el proceso de desarrollo de productos? ¿Es internacional?
GBfoods se caracteriza por cuidar el sabor local, por ello, a diferencia de otras multinacionales, un caldo o una salsa de tomate que se desarrollen para España, Italia, Rusia o África, pueden compartir la misma tecnología y el mismo packaging, pero el sabor, que es nuestra máxima prioridad, tiene que ser reconocido como “estilo casero” a nivel local.

Nuestros productos primero nacen en una cocina, donde trabajan los cocineros buscando la mejor receta. Después pasan a fase planta piloto y finalmente fábrica, bajo la supervisión de nuestros técnicos, más de 60 profesionales distribuidos entre dos centros tecnológicos: uno cerca de Barcelona y el otro en el norte Italia.

¿El proceso de desarrollo de nuevos productos y de compras es el mismo para los productos dirigidos a gran consumo y Horeca?
El proceso y la filosofía detrás del desarrollo son iguales. Lo que cambia normalmente es el tipo de envase por evidentes razones de utilidad en su uso.

¿Hasta qué punto tiene importancia la mejora organoléptica de un producto frente a las cualidades nutricionales?
Un producto nutricionalmente válido pero sin un sabor excelente no funciona. El sabor es clave y tiene que ser compatible con una nutrición óptima, esto nos obliga a investigar cada día en soluciones que respondan a este reto. En este sentido, tenemos una gran responsabilidad ya que nuestros productos se encuentran en el 70% de los hogares de nuestro país.

¿Cómo se desarrolla el proceso de homologación de proveedores?
GBfoods opera en muchos países con muchas categorías de productos y con distintas tecnologías, pero siempre hay un denominador común en la relación con nuestro proveedores (aunque preferimos llamarles partners) seguridad y calidad “from Farm to Fork”. Por ejemplo, no sólo auditamos a nuestros proveedores directos de carne, también visitamos a sus proveedores, o sea las granjas, para asegurar la completa trazabilidad de la materia prima. En caso de Co-packers, el nivel requerido a las fábricas de los partners es el mismo que tenemos en nuestras fábricas, sin bajar nunca el nivel de exigencia.

¿Qué áreas intervienen?
Es un trabajo conjunto de Calidad y Compras. Cada departamento tiene su ámbito de responsabilidad y las decisiones finales siempre son compartidas.

Share.

Leave A Reply